Luz Pulsada (IPL)

Luz Pulsada (IPL)


El Fotorrejuvenecimiento IPL Facial es un tratamiento no-invasivo de toda la cara, cuello, escote y dorso de manos, en los que se emplean una Fuente de Luz Pulsada Intensa – IPL de banda ancha que permite la resolución efectiva del eritema y enrojecimiento facial, así como la consecución de una mejoría visible de la piel con signos de fotoenvejecimiento.

Por regla general y para conseguir unos resultados optimizados, se realiza una serie de cinco o más tratamientos a intervalos de tres semanas. Se seleccionan unos parámetros específicos de tratamiento con el objetivo de evitar que el paciente se vea obligado a tener un periodo de convalecencia a consecuencia a los tratamientos.


El Fotorrejuvenecimiento IPL Facial ofrece varias ventajas frente a otras modalidades de rejuvenecimiento de la piel incluyendo el resurfacing con láser, el peeling químico y la microdermoabrasión.

1. Es el único y verdaderamente efectivo tratamiento capaz de tratar el eritema y el flushing de la cara, del cuello y del pecho. El resurfacing con láser, los peelings químicos y la microdermoabrasión, no resultan eficaces y, de hecho, pueden en algunos casos agravar los síntomas.

2. Se puede apreciar una mejoría importante sin periodo de convalecencia o recuperación del paciente.

3. Es seguro, con un mínimo riesgo de cicatrices o efectos adversos.

4. Los tratamientos son rápidos y fáciles para los pacientes. Normalmente no se precisa anestesia. En la mayor parte de los pacientes se puede tratar toda la cara entre 15 y 20 minutos.

5. Es una alternativa al paciente que desea mejorar el aspecto de la piel pero que no desea tener ningún periodo de recuperación, ni tampoco las molestias o los riesgos del resurfacing con láser, o para aquellos pacientes que no son candidatos al resurfacing.

6. Mínimo riesgo de lesión ocular al contrario de lo que sucede en los tratamientos de luz de láser.

7. Pueden emplearse con total seguridad en piel no facial, permitiendo el tratamiento de zonas como el cuello y el escote.


Las siguientes indicaciones son algunas de las aplicaciones en las cuales se puede emplear el tratamiento IPL Facial:

1. Rojeces, especialmente de la cara, cuello y escote.

2. Enrojecimiento emocional de la cara.

3. Rosácea.

4. Fotoenvejecimiento o daño solar de la piel.

5. Problemas de pigmentación y manchas en escote,cara ,manos.

6. Piel desgastada o con aspecto áspero y poros grandes.

7. Daño solar no facial.

8. Las cicatrices del acné.

9. Como procedimiento adyuvante para los pacientes que se van a someter a un lifting quirúrgico de la cara o del cuello, a un tratamiento de resurfacing con láser, a un peeling químico o a microdermoabrasión facial.

10. Como tratamiento concomitante a las infiltraciones de materiales de relleno o toxina botulínica.

11. Como tratamiento para recuperar la frescura de la piel.


Los tratamientos de Fotorrejuvenecimiento IPL Facial están contraindicados en pacientes con antecedentes de respuesta anormal a la luz solar (erupción polimorfa a la luz, urticaria solar) o en pacientes que estén tomando actualmente medicación con efectos de fotosensibilización.

Los pacientes que tomen Roacutan o las mujeres en estado de gestación no son candidatas para el tratamiento. Se puede iniciar el tratamiento en pacientes dos meses después de haber dejado de tomar Roacutan.
Los pacientes con lupus y escleroderma han sido tratados sin secuelas adversas.

La presencia de una lesión pigmentaria sospechosa o posible cáncer de piel constituye una contraindicación absoluta para los tratamientos de IPL Facial hasta que se haya conformado un diagnóstico por medio de biopsia.

Personas con tipo de piel negra o con un alto grado de pigmentación, las personas que lucen bronceado o que prevén ir de vacaciones a zonas con mucho sol tampoco son candidatos a los tratamientos con IPL Facial debido al riesgo de que se produzca un estado de hipo o hiperpigmentación.

Finalmente, los pacientes con expectativas poco realistas no son candidatos para un Fotorrejuvenecimiento IPL Facial.


Aunque poco frecuentes, puede producirse ocasionalmente púrpura, ampollas o inflamación, de carácter transitorio y que ceden con el tratamiento sintomático.

La aparición de un edema, quemadura del pelo de las cejas, del bigote o de la línea de crecimiento del pelo.

Los tratamientos con luz pulsada intensa pueden producir cicatrices permanentes en aquellos pacientes que presentan cambios de hipo o hiperpigmentación y/o en la textura de la piel.

Puede ocasionar hipopigmentación al destruir irreversiblemente los melanocitos epidérmicos en una cicatriz “hipopigmentada”. Esto es más probable que suceda en pieles oscuras o muy bronceadas.

Puede ocasionar hiperpigmentación de la piel si el paciente está utilizando un agente oral o tópico que pueda ejercer un efecto fotosensibilizante.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad