Cuello y Escote

EL cuello y el escote presentan unas características similares consistentes en una piel muy fina y una cantidad de tejido celular subcutáneo muy escaso que hacen que la flacidez (descolgamiento) y las arrugas puedan aparecer relativamente pronto. Estos cambios no sólo ocurren por el proceso de envejecimiento sino por la exposición a factores externos como la luz solar.

En estas zonas realizamos tratamientos con dos objetivos según precise cada paciente: tratamientos con hilos o hidroxiapatita cálcica para tensar y redensificar la piel del cuello en los casos en que exista descolgamiento leve (flacidez) y/o tratamientos con ácido hialurónico, así como con complejos polirevitalizantes (skinboosters) en los casos en los que lo que queramos tratar sea el aspecto envejecido de la piel del cuello disminuyendo la profundidad de las arrugas, mejorando la textura cutánea y en conjunto consiguiendo un efecto de rejuvenecimiento global.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies
Abrir chat